Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de vendedoresambulantescali

“Peñalosa me llevó a la indigencia”: Vendedor ambulante de bogota

23 Junio 2015 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #vendedores, #ambulantes, #bogota, #colombia, #modelo, #neoliberal, #pobreza, #miseria, #desempleo

“Peñalosa me llevó a la indigencia”: Vendedor ambulante de bogota

Carolina Tejada Sánchez

Desde hace unos meses en el centro de Bogotá, se inició un desalojo y persecución de las personas que sobreviven de la venta ambulante. En abril, el director del Instituto para la Economía Social (IPES), Camilo Gómez Castro, realizó un llamado a los vendedores informales para autorregulen el uso del espacio público, e instó a que se acogieran a las alternativas económicas de emprendimiento y fortalecimiento empresarial que se ofrece desde el IPES.

Queriendo conocer la opinión de quienes ejercen esta labor, quisimos entrevistar a algunos vendedores sobre los beneficios o no de las medidas. Así conocimos a Gonzalo Rodríguez, vendedor informal de la localidad de La Candelaria, que con su butaca como compañera infaltable, vende de sol a sol entre las carreras novena y décima con calle once, en pleno centro de la capital.

Cuando hablamos con Gonzalo, nos dimos cuenta: una cosa es lo que se piensa del vendedor ambulante y otra muy diferente es su realidad. Gonzalo es un hombre culto, serio, en su puesto de trabajo a la orilla de un andén que por 30 años lo ha ocupado. Guarda una caja con un par de libros, le gusta la literatura al punto de ilustrar cada historia con un complemento literario. Ahí mismo, en “su oficina” como él la llama, hace traducciones al inglés y francés para completar el recurso que le ayuda a cubrir algunas de sus necesidades. Vende el periódico VOZ, dice que siempre espera que don Carlos, refiriéndose al director, lo entreviste.

Con una voz suave, pero firme en sus argumentos, contó cómo llegó a ejercer esta labor: “Yo llegué al gremio informal, gracias a las altas tasas de desempleo que han generado las malas administraciones a nivel nacional. No hemos tenido el primer presidente que atienda la gran tasa de desempleo, los vendedores somos muchos, y no es porque queramos”.

Con tristeza recuerda cómo en la época del gobierno de Peñalosa, era maltratado por la Fuerza Pública, cómo le robaban “su plante”, y enfatiza que estas situaciones se dan por causa de “gobernantes, como él, que no saben qué es deambular por las calles, por el país, sin probar una aguapanela y acostarse con todas las necesidades del caso. Somos ciudadanos desprotegidos”.

Para Gonzalo, las consecuencias de la política de espacio público sin vendedores informales no puede pasar por el desalojo y la utilización de la fuerza. El desalojo y de despojo de las mercancías de los vendedores solo llevan a una crisis económica peor a la que los llevó a ejercer este tipo de empleo. Él cuenta: “Peñalosa me llevó a la indigencia, me llevaba detenido y me botaban a la media noche a la calle del Cartucho. Ni siquiera Calígula, en el imperio romano, actuaba de esa manera. Personas como esas no tienen mérito para gobernar en nuestro país”.

Para este vendedor informal, que sobrevive con el diario que produce su puesto de dulces, curas, gaseosas y demás mecatos, es necesario un recurso amplio para crear programas de empleo digno y formación, que favorezca al vendedor ambulante y potenciar sus conocimientos. “Demostrarle al mundo que detrás de un vendedor ambulante hay talento y capacidades para salir adelante”, dijo.

Critica enfáticamente que administraciones alternativas, como las que han pasado por el Distrito en los últimos años, no pueden caer en lo que implementó Peñalosa en la ciudad y recuerda: “Tenemos vendedores en la indigencia, en la cárcel, en Sibaté, y vendedores consumiendo estupefacientes a causa de esas prácticas que realizó ese señor con nosotros. Ese señor estudió para violarnos los derechos”.

La actitud de Gonzalo es muy contestataria, conoce su país y desde su perspectiva se atreve a plantear un nuevo modelo de sociedad. Habla de políticas agrarias, de desarrollo económico a partir de la inversión social y defensa de los territorios y recursos. Él recuerda que desde el gobierno de Luis Eduardo Garzón viene participando en las reuniones con el Distrito, planteando iniciativas que ayuden a solucionar conjuntamente entre la problemática del uso del espacio público y el derecho al empleo digno como ciudadanos.

Ha participado de seminarios y capacitaciones pero, a pesar de ello, siente que son iniciativas insuficientes, pues en su análisis el desempleo en el país es tan grande que ni en Bogotá, la capital del país y con administraciones alternativas, se ha podido superar esta brecha.

Menciona que su condición de salud no es la mejor, y no dudó en decir: “Atravieso por un momento difícil de salud, me he sentido muerto más de cuatro veces y no he recibido ayuda, el culpable de eso es el ex presidente Uribe Vélez, quien gestó la ley 100 y con ello la eliminación de la salud como derecho”.

Dice que a pesar del esfuerzo del Distrito para mejorar las condiciones de los trabajadores de su gremio, “la oposición al gobierno de Gustavo Petro impulsa cosas como el desalojo del centro, sin respetar nuestros derechos y los compromisos pactados”. Y resalta: “No hay comparación cuando existe una administración de los partidos tradicionales a aquellas que hemos logrado poner para romper esas cadenas, esos baches. Desde Garzón, ellos sí saben qué es trabajar por lo social, ellos saben qué es acostarse con las necesidades más grandes”.

La utilización del espacio público cada vez es más cotidiana en las ciudades del país. En el caso de Bogotá, cerca de 14.666 vendedores informales ocupan las principales calles del centro de la ciudad. Personas como Gonzalo Rodríguez esperan una solución para garantizar un espacio público, transitable, no sea optar por las prácticas de los ex mandatarios Peñalosa o Mockus, y llama al Distrito a poner el ojo en esta situación y apoyar a este sector informal con mayores oportunidades sociales.

http://www.semanariovoz.com/2015/05/29/penalosa-me-llevo-a-la-indigencia/

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post