Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
El blog de vendedoresambulantescali

Ultimos Posts

40% de jóvenes está en la informalidad laboral en América Latina

30 Mayo 2017 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #derecho al trabajo, #vendedores, #ambulantes, #cali, #informalidad, #colombia, #desempleo, #miseria, #gremio, #modelo, #neoliberal, #rebusque, #bogota, #desigualdad, #lucha, #marginalidad, #mujeres

 
Un 40 % de los jóvenes latinoamericanos no forman parte del sector formal de la economía, una cifra que se incrementa hasta el 60 % en el caso de las mujeres jóvenes, quienes, al empezar su vida laboral de forma irregular, ven luego serias dificultades para incorporarse al mercado legal.
Esa es una de las conclusiones del informe "Perspectivas económicas de América Latina 2017", presentado este lunes en la Casa de América de Madrid, donde se señaló a la informalidad laboral, las malas perspectivas macroeconómicas y la falta de acceso a programas de capacitación como los principales retos para este colectivo.

Según el economista jefe para América Latina de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), Ángel Melguizo, la informalidad en el mercado laboral es "una trampa que dura y afecta en el tiempo".

Los jóvenes de entre 15 y 29 años de la región suman más de 163 millones, el equivalente a una cuarta parte de la población, una cifra que evidencia que "los jóvenes son el futuro", según afirmó el director para Europa del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Guillermo Fernández de Soto.

El documento, elaborado por la Ocde con el apoyo de la CAF y la Comisión Económica para América Latina (CepalL), señala algunas medidas para "ofrecer mejores oportunidades de inserción social y laboral para los jóvenes".

Melguizo propone educar a la juventud en el emprendimiento para evitar el desempleo ya que, según afirma, "los jóvenes emprendedores actuales tienen poco recorrido y están poco conectados" entre sí.

Según el informe, los nuevos programas de capacitación deben mirar al futuro desde tres perspectivas, "el empleo, la política y las ciudades", ámbitos de los que en la actualidad, "están desvinculados".

"Hay mucho que ganar empoderando a los jóvenes. Si pasan del sector informal al formal y empiezan a trabajar esto subiría en un 3 % o 4 % el Producto Interior Bruto (PIB) promedio de la región", concluyó Melguiz
 

 

Leer más

Reunión hoy con vendedores informales de las inmediaciones de la USACA- #Cali

29 Mayo 2017 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #derecho al trabajo, #vendedores, #ambulantes, #cali, #informalidad, #colombia, #economia, #gremio, #neoliberalismo, #lucha, #entrevista

 

Reunión hoy con vendedores informales de las inmediaciones de la USACA..Temas , confianza legitima, constitución de nueva asociación, debate de proyecto de politica pública de espacio público, entre otros Temas

Leer más

#Colombia: Mercado laboral y trabajo decente no mejoraron en 2016. La informalidad está en 56.5%

12 Marzo 2017 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #derecho al trabajo, #vendedores, #ambulantes, #cali, #informalidad, #desempleo, #miseria, #pobreza, #colombia, #neoliberal, #modelo, #rebusque, #desigualdad, #economia, #gremio, #marginalidad, #mujeres

 
Según el DANE, de la población colombiana en 2016 (47´343.492 habitantes), 23´550.504 (el 51.16%) constituye la población económicamente activa (PEA), o sea las personas en edad de trabajar que trabajan o buscan empleo[1].
La manera como se inserta esta población al mercado laboral es clave en el aseguramiento de sus derechos económicos y sociales, entre ellos los de salud, la protección contra riesgos laborales que puedan provocar enfermedades profesionales o incapacidades permanentes, y al aseguramiento de una vejez digna mediante la percepción de unos ingresos que protejan contra la pobreza. El acceso a un trabajo decente resulta clave para que las ideas de la libertad e igualdad se puedan realizar efectivamente en la vida cotidiana de las personas.

La situación del mercado laboral no le garantiza a la mayoría de la PEA las condiciones materiales de su libertad y de su igualdad, empezando porque Colombia presenta una tasa de desempleo muy alta para los estándares internacionales y países con características y desarrollo económico similares al nuestro. En 2016 la tasa de desempleo promedio para todo el año fue del 9.2%, sin ninguna mejora respecto del 2015, que fue del 8.9%, y además se situó por encima de la tasa promedio de desempleo de los países de América Latina: 7%, según la CEPAL. Esto equivale a una población de 2´248.801 personas, casi los mismos habitantes que tienen Cali y Yumbo juntas.

El desempleo es peor para los jóvenes (población entre 14 y 28 años), pero sobre todo para las mujeres jóvenes, y en general para los jóvenes de las barriadas pobres de las ciudades. Las mujeres presentan una tasa de desempleo del 12.5%, 5 puntos por encima de la de los hombres. En promedio, los jóvenes tienen una tasa de desempleo del 16.4%, y para las mujeres jóvenes el desempleo en 2016 fue del 21.4%, superior casi 9 puntos de la de los hombres jóvenes. En las comunas pobres de Bogotá, Medellín, Cali o Barranquilla las tasas de desempleo de la población joven son aún más graves, superan el 45%, situación que explica los altos niveles de delincuencia en estas ciudades, pues para muchos jóvenes es la única alternativa de ingreso y de reconocimiento que tienen, pues tampoco tienen acceso a la educación superior. Estos indicadores tampoco mejoraron con respecto de los indicadores del 2015.

El desempleo en general es muy alto en la mayoría de las ciudades. Para las 23 ciudades la tasa de desempleo en 2016 fue 10.2%; para las cabeceras fue 10.3%, y 5.3% para los centros poblados y rural disperso. En las zonas rurales el desempleo se enmascara bajo cualquier actividad, así no sea remunerada.

El promedio nacional de desempleo fue entonces 9.2%, y por encima del mismo estuvieron Bogotá (9.3%), Pasto (9.5%), Santa Marta (9.5%), Pereira (9.9%), Montería (9.9%), Sincelejo (10.1%), Manizales y Villa María (10.3%), Tunja (10.6%), Medellín y Valle de Aburrá (10.7%), Cali y Yumbo (10.8%), Neiva (11.0%), Valledupar (11.8%), Villavicencio (12.0%), Florencia (12.0%), Popayán (12.7%), Ibagué (13.2%), Riohacha (13.3%), Armenia (14.9%), Cúcuta, Villa del Rosario, Los Patios y El Zulia (15.4%) y Quibdó (17.5%). Únicamente en tres ciudades: Cali, Barranquilla y Pasto, la tasa de desempleo bajó en 2016.

Estas tasas de desempleo podrían ser peores sino fuera por la metodología con que el DANE define la población ocupada y la población inactiva, metodología que ha sido adoptada en el seno de la OIT. Según esta metodología, la población ocupada la conforman personas que durante el período de referencia se encontraban en una de las siguientes situaciones: a) trabajaron por lo menos una hora remunerada en la semana de referencia; b) los que no trabajaron en la semana de referencia, pero tenían un trabajo; c) los trabajadores sin remuneración que laboraron en la semana de referencia por lo menos 1 hora.

Así que si usted trabaja una hora en la semana, aunque no se la paguen, en las estadísticas hace parte de la población ocupada. En el 2016, por ejemplo, el 4.27% de la población ocupada (946.000 personas) se clasificó como “trabajador familiar sin remuneración” y “trabajador sin remuneración en empresas de otros hogares”. Adicionalmente, entre la población inactiva se incluyen personas que ya no buscan empleo, pues se cansaron de hacerlo y no encuentran atractivo ni dignificante el empleo precario que les resulta, por lo que tampoco figuran entre la población desempleada.

Empleo y Trabajo Decente
Cuando el DANE informa que la tasa desempleo baja o sube, no nos dice nada acerca de la calidad del empleo que se genera o se pierde. Los indicadores sobre trabajo decente en el país hay que buscarlos en otros datos que también entrega el DANE, pero que no son noticia en los medios.
Por ejemplo, los datos sobre trabajo informal que publica el DANE se refieren al trabajo en empresas que ocupan hasta 5 personas, incluyendo al patrono y/o socios, excepto los independientes profesionales[2], no a la protección social que deben tener todos los trabajadores en materia de salud y riesgos laborales, y en materia de ingresos para la vejez (pensiones) y para el desempleo. Para el primer caso, el DANE aplica una encuesta que cubre 23 ciudades y áreas metropolitanas, según la cual de cada 100 ocupados, 48.6 son informales, con una leve mejoría respecto a 2015, año en que fue de 49.2%, indicador que sigue siendo superior al promedio de América Latina. El 60.9% de estos trabajadores son cuenta propia, lo que indica que en Colombia trabajar por cuenta propia no representa en la mayoría de los casos una expresión de autonomía, sino simplemente una estrategia de sobrevivencia ante el poco capitalismo que tenemos, y ante la evidente debilidad del Estado Social para garantizar la protección de los ingresos a los desempleados, situaciones que obligan a millones de personas a auto emplearse en cualquier cosa para asegurarse algún sustento. La mayoría de los “cuenta propia” trabaja en actividades del comercio, hoteles y restaurantes (42.72%), en servicios sociales y personales (16.52%), en la industria manufacturera (11.74%), y en el transporte (11.34%).

En relación con la protección social, la Encuesta Continua de Hogares del DANE arroja datos reveladores sobre afiliación a salud y a pensiones: en 2016, de cada 100 trabajadores 49.1 cotizaban a salud y 36.2 a pensiones, con una leve mejoría respecto a 2015 (48.7% y 35.1% respectivamente). Sobre afiliación al sistema de riesgos laborales, el dato lo da FASECOLDA: en 2016, de cada 100 ocupados 45.3 están afiliados a riesgos laborales. Resumiendo: en 2016, de cada 100 trabajadores, 56.5 tenían un empleo precario por fuera del sistema de protección social.

Respecto de las actividades económicas en las que está empleada la población trabajadora, la mayor proporción, 27.9%, lo está en el comercio, hoteles y restaurantes. Le sigue la ocupación en el sector de servicios sociales, comunales y personales, con el 19.5%. Aquí se ubican los trabajadores del Estado, la fuerza pública, los trabajadores de la educación, la recreación y el deporte, los artistas, las trabajadoras domésticas, los que reparan todo tipo de aparatos personales y del hogar, las peluqueras, etc. Le sigue la ocupación en el sector agropecuario, incluyendo la pesca, con el 16.12%; industria (11.5%); almacenamiento, transporte y comunicaciones (8%); actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (7.9%); construcción (6.3%); intermediación financiera (1.5%); explotación de minas y canteras (0.8%), y suministro de electricidad, gas y agua (0.5%).

La calidad y/o precariedad del trabajo que tienen estas personas las entrega FASECOLDA, y hace referencia a su afiliación al sistema de riesgos laborales, un indicador claro acerca de qué tanto cumplen la ley los empleadores, y qué tanto el Estado la hace cumplir. Según FASECOLDA, en 2016 estaban afiliados 10´039.437 trabajadores, o el 45.31% de la población ocupada, entre ellos 532.165 por cuenta propia.

Aunque en el último año se presentó una mejora respecto a 2015, es evidente que en este terreno la desprotección es mucha, los avances demasiado lentos y exiguos, y la ausencia del Estado enorme. La mayor desprotección se encuentra en la agricultura, donde únicamente está afiliado el 10.29% del total de los trabajadores. El sector de comercio, hoteles y restaurantes tiene solo el 22.63% de afiliación; el transporte, almacenamiento y comunicaciones tiene una afiliación del 41.63%, y en los servicios sociales, personales y comunales la afiliación es de 45.31%.
Fecha: 13 febrero, 2017 

[2] DANE, Ficha Metodológica. Gran Encuesta Integrada de Hogares. Proporción de informalidad según tamaño de empresa hasta 5 trabajadores.
Leer más

#Bogota: Peñalosa no respetó tutelas que favorecían a vendedores ambulantes

10 Mayo 2016 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #bogota, #vendedores, #ambulantes, #lucha, #social, #neoliberalismo, #informalidad, #represion

A pesar de que los vendedores estacionarios ganaron tutelas a su favor, el Gobierno distrital les niega derechos y continúa los desalojos

Carolina Tejada

Con un acto simbólico desarrollado el pasado 28 de abril, sobre la calle 72 con carrera 11, vendedores estacionarios del distrito llamaron la atención a las autoridades exigiendo el cumplimiento de las tutelas ganadas en favor del derecho al trabajo y la pronta ubicación de los más de 180 vendedores que aún no han sido reubicados.

Una indignación argumentada

VOZ dialogó con John Rivera, presidente de la Asociación de Trabajadores Informales, ATI: “De los 230 vendedores desalojados en el mes de enero, a 180 de ellos no les han dado soluciones, las cuales consistían en el compromiso de reubicarlos en módulos donde tengan la posibilidad de vender sus productos”. Sin embargo menciona este líder, que hasta el momento no les han brindado ninguna garantía de ubicación, y cuestiones como la alimentación y demás necesidades, de las familias que dependen de estas ventas, cada día se ven más afectadas.

Pero esa no es la única inconformidad, Rivera igualmente comenta: “Existen varios ganadores de las tutelas que interpusimos para garantizar el derecho al trabajo, y la resolución de las tutelas dice que a 48 horas del fallo, el distrito debe hacer efectiva la solución. Pero los vendedores se han acercado a la administración para hacer efectivo este derecho y van más de diez días y nadie les responde. Lo que sabemos es que le han pasado documentos a los jueces donde aseguran que los derechos ya se garantizaron, lo cual no es cierto”.

IPES niega derechos

El Instituto Para la Economía Social, IPES, institución que debe adelantar los trámites para garantizar estas demandas, les ha dicho a los vendedores, ganadores de las tutelas, que deben ingresar a un concurso junto con otras personas de la venta informal, para que la suerte les defina este derecho. Rivera menciona: “Es incoherente que la administración quiera garantizar un derecho, que por medio de tutelas se defendió, a través de una rifa. Exigimos que la administración cumpla su responsabilidad”

Los personas dedicadas a las ventas estacionarias, reconocen que deben existir compromisos para armonizar su empleo en relación al disfrute del espacio público, por eso llaman a la administración de Enrique Peñalosa a una mesa de concertación donde se puedan construir unos acuerdos donde gane la ciudad y ganen quienes se dedican a la venta informal para garantizar el mínimo vital a sus familias.

Rivera como presidente de ATI, argumenta que “el decreto 098 que armoniza el goce y el disfrute del espacio público, en el numeral ocho define en 15 pasos como recuperar el espacio público, estas acciones deben ser de alta motivación, es decir no es porque al alcalde se le dé por desalojar a la gente, ellos deben respetar esas motivaciones, porque dentro de ellas está la garantía de que a los que trabajamos por medio de la venta ambulante, se nos responda por el derecho al trabajo”.

La solidaridad ciudadana

La jornada que contó con una socialización a los transeúntes acerca de la vulneración al derecho al trabajo y el compromiso que como ciudadanos tiene este sector social, fue acogida por la comunidad. Muchas personas acudieron a las fotografías con los y las vendedoras e hicieron un llamado desde las redes sociales, para que la administración de Bogotá de cumplimiento, tanto a las tutelas ganadas, como al derecho al trabajo.

“Somos trabajadores honrados, que nos dedicamos a la venta informal porque no encontramos otras oportunidades laborales, solo queremos trabajar y que el gobierno distrital nos respete los derechos. Por eso llamamos a la solidaridad de la ciudad y a una mesa de concertación distrital”, afirma Rivera.

tomado de: http://www.semanariovoz.com/2016/05/06/penalosa-no-respeto-tutelas/

Leer más

Desempleo y Economía Informal: Peor para las Mujeres

6 Julio 2015 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #vendedores, #ambulantres, #cali, #pobreza, #miseria, #informalidad, #mujeres

María José

En Colombia, el trabajo informal es una de las principales fuentes de ingreso para la población desempleada, representando porcentajes muy altos en ciudades como Quibdó, donde la informalidad llega al 84,14 por ciento, seguido por Riohacha con una tasa de 81,23 por ciento, en Barranquilla es del 72 por ciento; las ciudades más grandes reportan cifras “menores”, Medellín tiene la más baja informalidad, con el 50 por ciento.


Estas cifras son alarmantes, en tanto el rebusque se ha convertido en la principal forma para la sobrevivencia, de la población excluida del mercado laboral. Es lamentable reconocer cómo este tipo de actividades pasa a engrosar las cifras de empleo, con las que el gobierno nacional manipula resultados positivos.

La crisis laboral es el resultado de la aplicación del modelo neoliberal al servicio del capital transnacional, que privatiza empresas públicas y se concentra en la generación de ingresos a través de la inversión extranjera, esto trae como consecuencia el debilitamiento de la industria nacional y el cierre de importantes fuentes de empleo.

Estudios realizados por el Banco de la República afirman que las mujeres, las personas solteras y jóvenes son la población más afectada, con altos niveles de precarización laboral. Según la CEPAL, “la tasa de pobreza de las mujeres entre 20 y 59 años de edad, excede en un 30 por ciento, o más, a la de los hombres de edad similar”.



En Colombia se discrimina a las Mujeres

El Balance económico, laboral y sindical del cuatrienio 2010-2013 realizado por la ENS, muestra que al finalizar el primer periodo del gobierno de Juan Manuel Santos, las condiciones de bienestar y calidad de vida de la población colombiana se ha deteriorado. La situación es desalentadora debido a que hay un proceso de agudización de la desigualdad, informalidad, tercerización, precariedad laboral, desprotección social, entre otros.

En el marco de esta problemática, la condición laboral para las mujeres resulta aun más precaria, según Naciones Unidas tardaríamos 80 años para alcanzar la igualdad de la mujer respecto al hombre en materia laboral, 75 años para tener una remuneración equivalente y 30 años para tener el mismo nivel en el ámbito de participación política.

Colombia registró en el 2013 una tasa de desempleo femenino del 12.6 por ciento, muy por encima del promedio regional que se situó en el 7.6 por ciento y muy por encima del 5.6 por ciento que correspondió al desempleo de los hombres, ampliándose de esta manera las brechas de género, pasando por encima de la política pública de equidad de género, para las mujeres en Colombia y el compendio de leyes, pactos y protocolos del orden internacional.



Colombia en América Latina

La posición de Colombia ante el continente también resulta lamentable. Ecuador, Panamá y México, presentan las tasas de desempleo para las mujeres más bajas de la región, con resultados del 5.2, 5.7 y 6.0 por ciento, respectivamente. Se imponen República Dominicana y Colombia como los países de la región con la brecha de género más amplia. Colombia es el país con mayor desigualdad de género en materia laboral a nivel de América Latina, casi doblando la tasa de desempleo de las mujeres en la región.



Brecha de género laboral

A pesar que desde 2010 hasta ahora, la tasa de ocupación de las mujeres se ha incrementado en un 13 por ciento, persiste una brecha de género en materia de participación del 21,1 y de ocupación de 22,7 puntos porcentuales, situación que se explica por la existencia de factores culturales arraigados en sociedades patriarcales y determinados por el modelo androcéntrico que históricamente ha regido el mundo. Aunado a esto, la discriminación en materia salarial es una constante, la mujer percibe en promedio un 20 por ciento menos que los hombres por labores iguales.

Este panorama nos confirma que la lucha contra la discriminación por razón de género, debe continuar, pues lejos de pensar que el patriarcado y el machismo han desaparecido, vemos cómo el capitalismo ha modificado la forma en que se oprime a la mujer, quien al entrar al mercado laboral, al ser excluida de éste y al aumentar su responsabilidad económica con sus familias se enfrenta ante duras situaciones. “En Colombia hay 4.5 millones de mujeres cabeza de familia, por solo medio millón de hombres en esa posición”

La paz desde un enfoque de género ha de expresarse en garantías para las mujeres, que les permita vivir en condiciones plenas de igualdad, equidad y dignidad. Para lograrlo se necesita que las mujeres en sus territorios emprendan acciones organizativas y propositivas, pues sabemos que el régimen niega los derechos y se hace necesario movilizarse y luchar para conquistar la vida digna para el pueblo.
 
tomado vía internet
Leer más

“Peñalosa me llevó a la indigencia”: Vendedor ambulante de bogota

23 Junio 2015 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #vendedores, #ambulantes, #bogota, #colombia, #modelo, #neoliberal, #pobreza, #miseria, #desempleo

“Peñalosa me llevó a la indigencia”: Vendedor ambulante de bogota

Carolina Tejada Sánchez

Desde hace unos meses en el centro de Bogotá, se inició un desalojo y persecución de las personas que sobreviven de la venta ambulante. En abril, el director del Instituto para la Economía Social (IPES), Camilo Gómez Castro, realizó un llamado a los vendedores informales para autorregulen el uso del espacio público, e instó a que se acogieran a las alternativas económicas de emprendimiento y fortalecimiento empresarial que se ofrece desde el IPES.

Queriendo conocer la opinión de quienes ejercen esta labor, quisimos entrevistar a algunos vendedores sobre los beneficios o no de las medidas. Así conocimos a Gonzalo Rodríguez, vendedor informal de la localidad de La Candelaria, que con su butaca como compañera infaltable, vende de sol a sol entre las carreras novena y décima con calle once, en pleno centro de la capital.

Cuando hablamos con Gonzalo, nos dimos cuenta: una cosa es lo que se piensa del vendedor ambulante y otra muy diferente es su realidad. Gonzalo es un hombre culto, serio, en su puesto de trabajo a la orilla de un andén que por 30 años lo ha ocupado. Guarda una caja con un par de libros, le gusta la literatura al punto de ilustrar cada historia con un complemento literario. Ahí mismo, en “su oficina” como él la llama, hace traducciones al inglés y francés para completar el recurso que le ayuda a cubrir algunas de sus necesidades. Vende el periódico VOZ, dice que siempre espera que don Carlos, refiriéndose al director, lo entreviste.

Con una voz suave, pero firme en sus argumentos, contó cómo llegó a ejercer esta labor: “Yo llegué al gremio informal, gracias a las altas tasas de desempleo que han generado las malas administraciones a nivel nacional. No hemos tenido el primer presidente que atienda la gran tasa de desempleo, los vendedores somos muchos, y no es porque queramos”.

Con tristeza recuerda cómo en la época del gobierno de Peñalosa, era maltratado por la Fuerza Pública, cómo le robaban “su plante”, y enfatiza que estas situaciones se dan por causa de “gobernantes, como él, que no saben qué es deambular por las calles, por el país, sin probar una aguapanela y acostarse con todas las necesidades del caso. Somos ciudadanos desprotegidos”.

Para Gonzalo, las consecuencias de la política de espacio público sin vendedores informales no puede pasar por el desalojo y la utilización de la fuerza. El desalojo y de despojo de las mercancías de los vendedores solo llevan a una crisis económica peor a la que los llevó a ejercer este tipo de empleo. Él cuenta: “Peñalosa me llevó a la indigencia, me llevaba detenido y me botaban a la media noche a la calle del Cartucho. Ni siquiera Calígula, en el imperio romano, actuaba de esa manera. Personas como esas no tienen mérito para gobernar en nuestro país”.

Para este vendedor informal, que sobrevive con el diario que produce su puesto de dulces, curas, gaseosas y demás mecatos, es necesario un recurso amplio para crear programas de empleo digno y formación, que favorezca al vendedor ambulante y potenciar sus conocimientos. “Demostrarle al mundo que detrás de un vendedor ambulante hay talento y capacidades para salir adelante”, dijo.

Critica enfáticamente que administraciones alternativas, como las que han pasado por el Distrito en los últimos años, no pueden caer en lo que implementó Peñalosa en la ciudad y recuerda: “Tenemos vendedores en la indigencia, en la cárcel, en Sibaté, y vendedores consumiendo estupefacientes a causa de esas prácticas que realizó ese señor con nosotros. Ese señor estudió para violarnos los derechos”.

La actitud de Gonzalo es muy contestataria, conoce su país y desde su perspectiva se atreve a plantear un nuevo modelo de sociedad. Habla de políticas agrarias, de desarrollo económico a partir de la inversión social y defensa de los territorios y recursos. Él recuerda que desde el gobierno de Luis Eduardo Garzón viene participando en las reuniones con el Distrito, planteando iniciativas que ayuden a solucionar conjuntamente entre la problemática del uso del espacio público y el derecho al empleo digno como ciudadanos.

Ha participado de seminarios y capacitaciones pero, a pesar de ello, siente que son iniciativas insuficientes, pues en su análisis el desempleo en el país es tan grande que ni en Bogotá, la capital del país y con administraciones alternativas, se ha podido superar esta brecha.

Menciona que su condición de salud no es la mejor, y no dudó en decir: “Atravieso por un momento difícil de salud, me he sentido muerto más de cuatro veces y no he recibido ayuda, el culpable de eso es el ex presidente Uribe Vélez, quien gestó la ley 100 y con ello la eliminación de la salud como derecho”.

Dice que a pesar del esfuerzo del Distrito para mejorar las condiciones de los trabajadores de su gremio, “la oposición al gobierno de Gustavo Petro impulsa cosas como el desalojo del centro, sin respetar nuestros derechos y los compromisos pactados”. Y resalta: “No hay comparación cuando existe una administración de los partidos tradicionales a aquellas que hemos logrado poner para romper esas cadenas, esos baches. Desde Garzón, ellos sí saben qué es trabajar por lo social, ellos saben qué es acostarse con las necesidades más grandes”.

La utilización del espacio público cada vez es más cotidiana en las ciudades del país. En el caso de Bogotá, cerca de 14.666 vendedores informales ocupan las principales calles del centro de la ciudad. Personas como Gonzalo Rodríguez esperan una solución para garantizar un espacio público, transitable, no sea optar por las prácticas de los ex mandatarios Peñalosa o Mockus, y llama al Distrito a poner el ojo en esta situación y apoyar a este sector informal con mayores oportunidades sociales.

http://www.semanariovoz.com/2015/05/29/penalosa-me-llevo-a-la-indigencia/

Leer más

ENTREVISTA A RUPERTO RAMIREZ, S/RIO G/RAL DE LA VEEDURIA VENDE AMBULANTES CALI

2 Junio 2015 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #vendedores, #ambulantes, #cali, #derechoaltrabajo, #rupertoramirez, #entrevista, #informalidad, #gremio, #sindicalismo

ENTREVISTA A RUPERTO RAMIREZ, S/RIO G/RAL DE LA VEEDURIA VENDE AMBULANTES CALI

 

 

 

 

Que tal amigos, mi nombre es Javier López, hoy vamos a realizar una entrevista al compañero Ruperto Ramírez Núñez

 

Bienvenido Ruperto

 

Ruperto Ramírez Núñez: Gracias

 

JLB: Ruperto Ramírez Núñez, él es en estos momentos comerciante informal aquí en la ciudad de Cali, vendedor ambulante- estacionario y es líder, dirigente sindical gremialista.

 

JLB: Ruperto antes de iniciar un poco a hablar sobre lo que es el tema de la economía informal en Cali, yo quiero que usted nos hable un poco de como fue el inicio de su vida laboral.

 

RRN: el inicio de mi vida laboral, inicie en industrias Pinzón y después pase a trabajar, a laborar en Industrias Káiser en metal mecánica, fui troquelador y doblador de piezas , después pase al restaurante Salerno Hermanos que queda entre Cali y Palmira a 200 metros del peaje, después trabaje también en el mismo Salerno pero por los lados del sur, después de eso me fui a pagar el servicio militar y cuando regrese, pues en ese tiempo siempre preferían a los que habían pagado el servicio militar para la vigilancia, inicialmente ingrese en la Seguridad Burns de Colombia, después estuve en Seguridad Colombia y la última empresa que labore fue en Quaker Nur de Colombia que es la que controla hoy en día los peajes, estuve en los peajes de Tunia ( Cauca) , Lobo Guerrero, Estambul, ya por problemas con directivos me retire y me dedique a lo informal, a la venta informal en la calle 14 con carrera 5

 

JLB: En qué año fue eso?

 

RRN: Eso fue después de que Salí, después del año 83, hasta ahí trabaje vigilancia y ya de ahí para acá he trabajado en lo informal

Estuve en el sindicato de pequeños comerciantes como vocal, ahí estuve colaborando con los compañeros que no tenían los conocimientos, también hice un curso sindical para tener más conocimiento y poder defender los derechos de los compañeros.

 

JLB: como se inicia en esta experiencia? Porque ve usted la necesidad de convertirse en un dirigente sindical?

 

RRN: Porque viendo los atropellos de la policía y lo que decimos nosotros el camión, el lobo, entonces viendo esto me dio el ánimo de luchar por los compañeros

 

JLB: Que aportes positivos le ha dejado a su vida esta experiencia como dirigente gremialista de los vendedores ambulantes, aspectos positivos, pero también que aspectos negativos le ha dejado?

 

RRN: pues en lo positivo, yo hice memoriales, hice tutelas en favor de compañeros para que les devolvieran las mercancías y lo que me queda es que yo le elabore memoriales a los alcaldes y todo salió bien, este es el lado positivo de la labor que he desarrollado, pues lo negativo es que siempre el vendedor de por si es ingrato, pero yo no puedo ver porque todos somos humanos y cometemos errores

 

JLB: Pensó en su juventud estudiar alguna carrera?

 

RRN: pues sí, yo quise ser médico general, no cirujano, pero si quise ser médico general, pero resulta que mi mama estaba muy de edad, mi hermano le dejo 8 niños, entonces entre mi hermana la mayor y yo tuvimos que enfrentar esa situación y entonces para poder mantenerlos a ellos, mi mama les hacía de comer y mis hermanas los mantenían bien bañados y todo.

 

JLB: A usted le tocaba en la parte económica?

 

RRN: Si, económica junto con la otra hermana

 

JLB: Entonces los obstáculos para lograr una carrera fueron esos, situación económica, tener que responder por una familia?

 

RRN: Si, económica

 

JLB: Y como es su relación actual con esa familia?

 

RRN: Pues buena, sí, yo vivo con mi hermana, la mayor, el cuñado, los sobrinos y la sobrina

 

JLB: en este momento que edad tiene usted don Ruperto?

 

RRN: Yo tengo 71 años, cumplidos

 

JLB: Y cuál es su estado de salud, actualmente?

 

RRN: Pues mi estado de salud no es muy bueno, no es que yo haya perdido el intelecto, pero ya no es igual, pero yo soy diabéticos mellitus y sufro de alta presión

JLB: Y que medicamentos toma para esas enfermedades?

 

RRN: Para la diabetes mellitus me aplico 26 unidades de insulina glargina y para la presión tomo losartan de 50 mg una en la mañana y una en la noche

 

JLB: Usted en este momento Fuma?

 

RRN: No

 

JLB: Bebe?

 

RRN: No

 

JLB: Practica algún deporte?

 

RRN: Pues los domingos hago caminatas por la ciclovía hasta las canchas panamericanas

 

JLB: Que labores o actividades realiza cotidianamente durante el día?

 

RRN: Pues, sigo en lo informal, tengo una mesita donde tengo unas gorras, una docena de chanchos y le revuelvo unos cacharros como coladores y todo eso, eso es lo que desarrollo

 

JLB: Yen la veeduría también?

 

RRN: En la veeduría 046 en la cual pertenezco y soy el secretario general

 

JLB: Y hay realiza algún tipo de actividad con los vendedores?

 

RRN: Si, de ahí a veces van a preguntarme, que les aconseje, que se yo, pues yo siempre les he recalcado sobre la sentencia T- 22 de la Corte Constitucional la cual reza que todo vendedor así tenga una posición y lleve 6 meses de estar ahí tiene derecho a la posesión, no al andén y si el gobierno necesita ese espacio o el dueño del almacén hay que reubicarlo, darle una reubicación por medio de la alcaldía

 

JLB: En este momento usted puede decir que se han cumplido sus expectativas de vida?

 

RRN:Pues en parte si porque he logrado subsistir a pesar de que hay días muy mala la venta, pero si he subsistido

 

JLB: Ha alcanzado sus metas?

 

RRN: Pues mis metas, no, porque yo quise tener una licorera en un local o una venta de ropa informal, camisetas, pantalonetas, cosas así no costosas y también de fácil salida

 

JLB: Y no lo pudo lograr?

 

RRN: No, lo pude lograr, eso no

 

JLB: Usted tiene algún tipo de pensión por parte del estado?

 

RRN: No, no tengo ninguna pensión

 

JLB: Ni ningún auxilio?

 

RRN: Sí, yo fui afiliado al seguro social desde el año 67 hasta el año 83 y por el seguro social en esa época me la negó y luche tres años en prosperar, en COLPENSIONES, y también ahora en noviembre del 2014 me la negó, no tengo ninguna ayuda del estado

 

JLB: Que cree usted que le falta por realizar en su vida?

 

RRN: Llegar a pasar de informal a formal

 

JLB: Si pudiera cambiar algo de su vida, que cambiaría?

 

RRN: De mi vida personal?

 

JLB: Personal y también de su vida laboral

 

RRN: Me gustaría tener como un local para trabajar

 

JLB: Eso le gustaría para cambiar de su vida en términos generales?

 

 

RRN: Pues en términos generales, pues, si me gustaría como para estar más tranquilo en un local comercial

 

JLB: Usted ha tenido una actividad muy fuerte en lo que tiene que ver con el gremio informal, ha ocupado como no lo dijo cargos como dirigente sindical y actualmente es secretario general de una veeduría, pero cómo ve usted en términos general el gremio de los vendedores, en Cali, por ejemplo?

 

RRN: Pues en Cali, está muy malo, siempre han prometido que van a hacer un parque artesanal, pero en realidad eso no nos conviene a nosotros porque todos reubicados en un solo sitio de golpe si es ropa o calzado bueno, pero los que venden frutas y jugos eso serían muy difícil

 

JLB: y en este momento cómo ve usted el liderazgo dentro del gremio informal? Hay nuevos liderazgos? Sabemos que algunos dirigentes han fallecido, y de la gente joven, de la gente que está ahora, han surgido nuevos liderazgos?

 

RRN: No, por lo que yo he visto no, además todo el mundo, usted sabe uno al asumir un cargo tiene que tener responsabilidad y la gente joven no está decidida a sacrificarse, entonces pues muy pocos

 

JLB: y eso representa un sacrificio estar en un gremio de esos, estar liderando

RRN: Pues sí, porque imagínese usted si las cosas salen bien lo aplauden y si salen mal lo abuchean y lo tratan mal, pero claro uno tienen que soportar todo eso porque uno ya tiene unos conocimientos de las reacciones de la gente

 

JLB: usted recibió algún tipo de críticas, por decir algo de la familia en el momento en que decide asumir trabajar en la venta informal

 

RRN: Pues no, porque mi hermano, uno del os mayores, el que ya murió, el que nos dejó los niños a cargo, él fue el que me dijo pues hermano, si hay tanto problema en las fábricas y en vigilancia, pues salgase a acá a la calle a trabajar

 

JLB: entonces había una relación de su familia con el gremio

 

RRN: Si, mi hermano era vendedor estacionario, mi cuñada también, la mujer de el

 

JLB: usted en este momento puede decir que haber trabajado en las ventas ambulantes fue positivo o negativo para usted?

 

RRN: Pues en parte es positivo porque muchos devengan de o que venden pagan el arrendo, pagan impuestos, pagan colegio, matriculas, pensiones, entonces pues sí, es positivo, porque es un medio de conseguir el alimento

 

JLB: y entonces en lo que tiene que ver con su proyecto de vida, con las expectativas que tal vez tenia de joven, usted considera en este momento que si hubiera estado en otro gremio distinto al informal, si hubiera trabajado en una empresa, usted hubiera tenido mayores oportunidades de salir adelante?

 

RRN: Pues claro que si porque ya uno siendo un profesional, pues ya uno se cotiza, más alto y pues ya va a ganar más y va a tener un medio de vida mejor

 

JLB: le hubiera gustado continuar en el sector formal como trabajador dependiente?

RRN: Me hubiera gustado tener un local propio, mío

 

JLB: mejorar las condiciones que tiene independiente pero no siendo informal

RRN: Si

 

JLB: ya, a pesar de que en otra época era más fácil ser trabajador informal, se ganaba más que hoy en día

 

RRN: Sí, claro, porque lo que pasa es que ha llegado mucha gente por la falta de empleo, mas o menos el 70 80 % lo está dando el trabajo informal

 

 

JLB: para finalizar son Ruperto, si usted le preguntaran su ha sido un hombre feliz en la vida, usted que respondería

 

RRN: Pues sí, prácticamente te uno tiene sus ratos felices, pues no digamos que la felicidad es tener plata por montones no, sino, la tranquilidad y la paz con que vive con la familia

 

JLB: usted es un hombre creyente?

 

RRN: Sí, mi madre nos crio en la iglesia católica, pues se decía que apostólica y romana, pero nosotros somos es colombianos

 

JLB: y usted considera que tal vez esa creencia en un Dios, en una religión le ha aportado cosas positivas a su vida, a su proyecto de vida?

 

RRN: Sí, porque yo siempre, yo creo mucho en Dios, y siempre invoco cuando estoy en un problema, en un callejón sin salida lo invoco, pues siempre me ha iluminado para salir adelante

 

JLB: muchísimas gracias por colaborarnos en este trabajo, por estar acá y mucha suerte

 

ENTREVISTA RUPERTO RAMIREZ NUÑEZ SECRETARIO GENERAL DE LA VEEDURIA CIUDADANA DE VENDEDORES AMBULANTES, ESTACIONARIOS Y ARTESANOS DE SANTIAGO DE CALI

 

Leer más

La verdad del empleo en Cali - Colombia

4 Febrero 2015 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #vendedores, #cali, #rebusque, #pobreza, #marginalidad, #modelo, #economia, #neoliberal, #concentracion, #desempleo

La verdad del empleo en Cali - Colombia



Santiago de Cali sigue siendo la ciudad de mayor número de desempleados informales de Colombia, sunivel de desempleo durante el año 2014 es el más alto del país con el 13.1%, mientras Barranquilla tiene 7.9%, Bogotá 8.7% y Medellín 10.2 %. Pero si es importante precisar que frente al 2013, el desempleo bajo 1.1%.

El problema de la ciudad también es el desempleo subjetivo que alcanzo la cifra del 30.7% en el 2014 y el desempleo objetivo que llego al 12.1%, lo que suma 42.8%. Vale la pena destacar que el entonces Ministro de Trabajo Rodrigo Pardo y el Alcalde de Cali Rodrigo Guerrero, entregaron un estudio en el año 2013, en donde la informalidad laboral alcanzaba la cifra del 54.8%. Por cualquiera de las 2 mediciones y en el caso más favorable como el que reportó el Dane el 30 de Enero de 2015, el problema de desempleo en Cali en el año completo 2014, llegó al 55.9%, lo que es propio de un país tercermundista.

Cali está por encima de desempleo nacional que llego a una tasa del 9.1%, y con un desempleo subjetivo del 29.2% y un desempleo objetivo del 9.8% para un problema laboral en Colombia que alcanza el 49.1% de la población económicamente activa, lo que sigue siendo muy preocupante para organismos internacionales respetables, como la Cepal, la OIT y las Naciones Unidas.

Por ello, el Presidente de COLPENSIONES y Ex Director de Planeacion Nacional dijo este 31 de Enero del 2015 "En Colombia hay 21 millones de trabajadores y solo cotizan al regimen pensional 7 millones¿porqué? , porque 14 millones son informales ....".

Desempleo y pobreza

El desempleo y la informalidad laboral es una de las causas de la pobreza y la miseria de la ciudad y del país, que origina en gran parte la violencia, la descomposición familiar y en gran parte la criminalidad.

Desafortunadamente los medios de comunicación más importantes muestran el manejo de las cifras que hacen los gobiernos para mantener el statu quo pues señalan con el Dane a la cabeza, como empleados a los informales, a los que trabajan horas a la semana, o a quienes desarrollan actividades de ocupación parcial en su casa sin que le paguen y lo llaman trabajadores familiares sin remuneración.

La validación oficial de desempleo en Colombia debe darse con las personas afiliadas al sistema nacional de salud y pensiones, es decir aquellas personas que tienen ocupación laboral con protección social. Bajo esta premisa el verdadero desempleo es superior al doble de lo que actualmente se presenta y sumando los informales, en Cali se llega al 54.8% y en Colombia el 49.1% de la población económicamente activa.

Los ocupados al 31 de Dic./2014 llegan a 21.503.000, los desocupados a 2.151.000, los inactivos a 13.172.000 y los subempleados a 9.421.000ciudadanos en Colombia, quiere decir que aproximadamente aquellos que no tienen protección social están cercanos a 24 millones de ciudadanos, lo que fácilmente se observa en el país.

Lo que dicen los sindicatos…

Los sindicatos no creen en las cifras del Dane y del gobierno

Aunque las cifras del Gobierno parecen alentadoras con altos índices de ocupados y bajas tasas de desempleo, surgen las voces de los sindicatos que no creen en estas estadísticas.

Luis Pedraza, Presidente de la CUT: “los informes del Dane están como los del medio ambiente, cuando dicen que hay verano hay que sacar paraguas”, dijo además que lo que sí se puede evidenciar a través de esas cifras es que el empleo informal mantiene una tendencia al crecimiento. “El Dane incluye en sus estadísticas de empleo formal hasta a los vendedores que uno ve en los semáforos. Ese informe carece de veracidad”… “el empleo que se está generando en Colombia es precario y no decente, son contratos por prestación de servicios por una labor determinada, sin prestaciones sociales, sin organización sindical, sin convención colectiva que sólo sirve para fortalecer el pago diario”…

“lo único que busca es contratar a un número indeterminado de jóvenes con contratos de servicios, mal pagos y sin garantías laborales bajo el sofisma de experiencia para conseguir un mejor trabajo, que en las condiciones actuales no hay”.

Y a la CTC con su vicepresidente Jairo Saavedra “esas cifras que presentó el Dane no corresponden con lo que uno ve en las calles, muchos despidos y rotación de personal. Hemos visto que hay mucha desigualdad. Además la tercerización coge mucha ventaja, esos son contratos temporales, de poca calidad, mal remunerados y sin garantías”

Población Inactiva

Es aquella que está en edad de trabajar y se dedica a estudiar o a labores domesticas, pero indudablemente hace parte del mercado de trabajo, porque es la oferta potencial del trabajo de una economía.

Los inactivos en Colombia al 31 de Diciembre del 2014 llegaron a 13.172.000 que hace parte de la población que está en edad de trabajar y que sumado con la población económicamente activa es la que permite verdaderamente ofrecer una tasa real de ocupación o desempleo.

Reflexión Laboral

La tasa más baja que ha logrado el gobierno en los últimos 14 años de desempleo es un indicador importante para una economía, pero no suficiente para poder definir la verdad laboral de un país.

Dentro de una seriedad de análisis social y económico es engañoso informar a grandes titulares con la tendencia del desempleo (%) olvidando el análisis de lo que pasa con la población económicamente inactiva y la informalidad laboral,son 14 millones de personas en el aparato productivo de Colombia, no hacen pago por cesantias ni pensiones, la principal razon de la informalidad. Por ello, el gobierno, no debe hacer tanta fiesta con las cifras de desempleo Y en especial del director del Dane, Mauricio Perfetti, con un desempleo en Colombia que bajó del 9,6 % a 9,1 % entre el 2013 y el 2014. Juan Manuel Santos ayudó a pontificar el indicador como algo histórico, “el mejor dato en 14 años”, pero la realidad es otra: Tenemos 7 millones de empleados, 14.503.000 informales, 2.151.000 desocupados buscando trabajo, 13.172 inactivos donde hay estudiantes, amas de casa, etc que no están buscando trabajo, pero necesitan.. El análisis de estas 4 variables nos da una aproximación verdadera a la realidad social que vive el país, como se vive en la gran mayoría de los municipios Colombianos de pobreza y miseria. Todo esto tambien es causa de la violencia colombiana.

Una cosa son los colombianos que tienen ocupación u oficio pero de mala calidad y con mala remuneración, son los informales y si le sumamos los desempleados, estaríamos cerca de la dramática cifra de desempleo en Colombia del 17%.

Otro de los problemas graves o mejor gravísimos son los colombianos que tienen un oficio u ocupación con ingresos inferiores a un salario mínimo y estos en todas las mediciones superan el 50% de los Colombianos.

http://caliescribe.com/reporte-urbano/2015/01/31/7538-verdad-del-empleo-cali-colombia

Leer más

Olvido, rebusque y resistencia

22 Diciembre 2014 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #cali, #vendedores, #ambulantes, #colombia, #desigualdad, #miseria, #desempleo, #informalidad, #rebusque

Olvido, rebusque y resistencia

Colombia es una nación pobre e insegura, es una madre que no sana, no protege y no educa. Los conflictos en las zonas rurales, los grandes proyectos económicos y de infraestructura han llevado al país a ocupar el vergonzoso primer lugar en desplazamiento interno en el mundo. Campesinos, indígenas, blancos y negros, muchos de ellos han abandonado su tierra, su cultura, sus sueños, han tenido que cambiar su vida en el campo por la hosca ciudad. Mientras los cinturones de miseria ensanchan las grandes urbes las oportunidades se empequeñecen, y las calles se transforman en un bazar de posibilidades.


Jesús salió hace 15 años de Quinchía, albergando en su mente la ilusión de una vida diferente y con la intención firme de voltear el destino. El conflicto le había arrebatado a su padre y la pobreza se encargaba de evocar todos los días el recuerdo de ese efímero primer amor, su compañera lo había abandonado con un niño de ocho días de nacido. Era el momento de irse de frente contra la vida, de luchar por su hijo, de buscar un mejor bienestar para su madre y con la ayuda de ese Dios miope que nombraba todos los días el párroco del pueblo, “hacerle una casita”.


Buscando las oportunidades extraviadas en este país rebosante de abandono y violencia llegó a Pereira, con la maleta puesta y con un Gavilán colorado de 20 pulgadas. Caminando descubrió una ciudad indiferente, huraña. “Por lo menos en el pueblo no se perdía la papita, acá se perdía muy fácil”. Anduvo varios días ofreciendo sus servicios de jardinería o lo que hubiese para hacer, la calle se había convertido en su sostén y la calle le enseñaría un nuevo oficio. En un barrio azotado por la inseguridad de esos días le ofrecieron el empleo de vigilante a cambio de unos pesos otorgados por la conciencia negra de los vecinos del sector. Ya han pasado 15 años y Jesús sigue allí. En su rostro se manifiesta la impotencia de ilusiones inalcanzadas, de años de soledad, de desamparo y tristeza. Pero sus palabras dejan caer a cuentagotas una nueva idea, una pequeña esperanza “yo lo que quiero es volverme para la finca, allá las cosas están mejor” dice.


Esta es la historia de Jesús y de tantos abuelos de la noche, que sin más compañía que un viejo palo retorcido y un pequeño radio de pilas protegen el sueño citadino a cambio de unos centavos. La historia de Patrulla, un abuelo de unos 80 años, que dicen lleva más de 30 parado en la misma cuadra, recibiendo las mismas monedas, en su viejo quepis no se dibuja ningún sol y en su decolorada camisa no aparece ninguna estrella, pero en su piel arrugada se reflejan las batallas diarias, los días ardientes, las noches en vela. La vida de don Rodrigo, un hombre que a sus 75 años, noche a noche, acompañado de ruana y machete, sale de su pequeña habitación a vigilar la cuadra vecina “es que noche que no salga, día que no como”, dice con nostálgica sonrisa.


Las ciudades en Colombia están llenas de pobreza y desplazamiento, de rebuscadores de esperanzas, miles de personas con algo en común, la calle. Esa calle por la que todos los días transita Chila empujando su carro de dulces y que a sus 65 años le da para pagar la pieza y para comer algo. La calle que le ha quitado dos hijos. La misma de Manuel, desplazado por la violencia chocoana, que con chicles y cigarrillos alimenta el anhelo de volver a su tierra.


La calle de Leidy, por la que transita los días y las noches intentando arquear el camino. Vendiendo dulces y galletas alimenta esa idea que tienen la mayoría de los colombianos, ese sueño idílico y laborioso de brindarles un techo a sus hijos. Un día Leidy sintió que el proyecto de tantos años era posible, y vio como entre guaduas y esterillas se materializaba la ilusión, por fin tenían donde meter la cabeza. Pero esa felicidad fue pasajera, porque esta nación que debía protegerla y cuidarla decidió avalada por leyes injustas, derrumbarle su hogar, dejando en el aire la propuesta incumplida de brindarles un mejor lugar a ella y sus hijos. Leidy aún espera la falaz promesa, aún está luchando. De la mano de su esposo sigue paseando las calles despachando confites y tabaco, esbozando en su mente el día en que esta querida madre patria le devuelva lo que le quitó y le reconozca tantos años de abandono.


Esta es la vida de los rebuscadores, los abuelos, los campesinos, las mujeres, los desplazados, todos hijos de este pueblo, colombianos que encontraron en la calle las oportunidades que la vida les negó, inhóspita y gris los acogió, les brindo sustento, abrigo y compañía. Invisibles ante los ojos de esta sociedad indiferente deambulan por la ciudad persiguiendo unas monedas, sembrando en pequeños carros de dulces, en oxidados machetes o en retorcidos palos de madera la semilla de la esperanza, cobijando el ensueño de una vida mejor.

http://www.eldiario.com.co/seccion/ENFOKADOS/olvido-rebusque-y-resistencia1407.html

represión contra vendedores en cali

represión contra vendedores en cali

Leer más

PONENCIA ESPACIO PÚBLICO Y DERECHO AL TRABAJO UNA MIRADA DESDE EL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL

19 Septiembre 2014 , Escrito por vendedoresambulantescali Etiquetado en #cali, #vendedores, #ambulantes, #ponencia, #concejo, #derecho al trabajo

VEEDURIA CIUDADANA DE VENDEDORES AMBULANTES, ESTACIONARIOS Y ARTESANOS DE SANTIAGO DE CALI REGISTRO No 46 ANTE LA PERSONERÍA MUNICIPAL CELULAR 3192474614

http://veeduriavendeambulantescali.blogspot.com/

e-mail: vendedoresambulantescali@yahoo.es


PONENCIA

ESPACIO PÚBLICO Y DERECHO AL TRABAJO UNA MIRADA DESDE EL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL

PRESENTADA A LA COMISION DE PLAN Y TIERRAS DEL CONCEJO MUNICIPAL DE SANTIAGO DE CALI

PONENTE ESPERANZA ALVAREZ

VEEDORA CIUDADANO

SEPTIEMBRE DE 2014

INTRODUCCION

La Veeduría Ciudadana de Vendedores Ambulantes, Estacionarios y Artesanos de Santiago de Cali, presenta ante la comisión de Plan y Tierras del Honorable Concejo Municipal la ponencia “ESPACIO PÚBLICO Y DERECHO AL TRABAJO UNA MIRADA DESDE EL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL” y la cual tiene como objetivo ofrecer un resumen de la situación actual del gremio en la ciudad de Cali y entregar a la Administración Municipal una serie de propuestas que pudieran ser puestas a consideración. Tiene la presente administración municipal en cabeza del alcalde Rodrigo Guerrero Velasco, la oportunidad de abordar uno de los problemas sociales más delicados por los que atraviesa la ciudad, el desempleo, el cual ha llevado al incremento de la llamada economía informal o popularmente conocido como “rebusque”, es por ello que la adopción de medidas dentro del estado social de derecho implica el encontrar soluciones efectivas y reales, que permitan de un lado recuperar la generación de empleo de calidad para los colombianos y de otro lado dar tratamiento justo y equitativo a quienes por diversas circunstancias se han debido ocupar en la informalidad ( ventas ambulantes –estacionarias), eliminando así las políticas de represión y exclusión social que solo genera mayor zozobra y violencia sin aportar una solución real a la problemática. Esperamos que con este aporte el concejo municipal como a la administración local se pueda sentar las bases para que al abordar esta problemática podamos convertir a Cali en una ciudad en paz y justicia social.

CONTEXTO SOCIAL ACTUAL DEL GREMIO INFORMAL EN CALI


La ciudad mantiene un alto índice de desempleo que en cifras oficiales llega al 9%, pero que bien puede superar el 12 a 15%, y que ha generado que miles de ciudadanos estén dedicados a trabajar en la economía informal, llamada también del rebusque. Quienes se dedican a esta actividad están catalogados en su inmensa mayoría como un sector poblacional vulnerable, dada su escasa formación académica y sus difíciles condiciones económicas, además el gobierno municipal ha optado por recurrir a la represión dejando de un lado la implementación de programas sociales que realmente ayuden al vendedor y sus familias. En la actualidad no existen censos o información actualizada entorno a la cantidad de vendedores informales que ocupan los andenes del centro y mucho menos del resto de la ciudad, esto se debe a que las últimas cinco administraciones municipales, incluida la actual, no se han ocupado de la problemática, dejando de un lado la intervención social para dejarla solo en intervención represiva, a través de operativos ejecutados por funcionarios de la Subsecretaria de Gobierno, oficina de seguridad, orden y espacio público, acompañados por la Policía Metropolitana.

ADMINISTRACION MUNICIPAL HA PERDIDO TODA INICIATIVA EN LA EJECUCION DE PROYECTOS DE CONSTRUCCION DE NUEVOS CENTROS COMERCIALES PARA LA REUBICACION DE LOS VENDEDORES INFORMALES.


Uno de los hechos más notorios en este abandono de las políticas sociales del gobierno caleño tiene que ver con la manera como la administración municipal ha perdido frente a los comerciantes formales e inversionistas privados toda iniciativa en la promoción, ejecución de nuevos proyectos de construcción de centros comerciales destinados para la reubicación de trabajadores informales, sumado esto a la perdida de por lo menos 3 sitios destinados para la reubicación de vendedores, centro comercial Cali 1 ( en manos de inversionistas privados) - lote de la calle 13 con carrera 13 ( para reubicación de los vendedores de la galería de la carrera 9 con calle 14) y local de la calle 11 con carrera 6, ( antigua sede de Procento, hoy en manos de la fiscalía de menores), deja a la ciudad sin la posibilidad de promover procesos que realmente cumplan con las exigencias de la Corte Constitucional que en diversas sentencias ha ordenado la reubicación de todos aquellos vendedores que gocen de la confianza legítima. Los centros comerciales construidos por el sector privado, por su alto costo no están al alcance de la inmensa mayoría de estos trabajadores, en estos el metro cuadrado para arriendo puede superar dependiendo de su ubicación entre los $ 600.000 a $ 1000000, esto sin contar con la cuota de administración que cobra el centro comercial, teniendo en cuenta además que en algunos casos se requiere el pago de una prima equivalente al 20% del arriendo del local por 3 años, por lo que dicha prima puede perfectamente superar los 60 millones de pesos. En estas condiciones solo la intervención y ejecución de proyectos viables por parte del gobierno municipal, podrán garantizar un verdadero proceso de reubicación que permita la recuperación de parte de este espacio público y la reubicación de muchos de estos vendedores.

LA ADMINISTRACION LOCAL Y EL MANEJO SESGADO EN LA OCUPACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO.

La administración del ex-alcalde Apolinar Salcedo, a través de la dirección de desarrollo administrativo – subdirección de bienes inmuebles y recursos físicos entrego durante Cinco años, (inicialmente) mediante contrato de intervención y ocupación del espacio público firmado con la sociedad Klonis Hoteles Ltda., el espacio público ubicado en la avenida Colombia, calle 5 oeste frente al Hotel Obelisco, “con el objetivo que dicho hotel ocupe intervenga el citado espacio público con mesas, asientos etc, y con la venta de empanadas como consumo de esparcimiento cultural del sector”. El citado bien de uso público está constituido desde hace varias décadas como hito histórico cultural de la ciudad, se ubica en la rivera del rió Cali y es reconocido por encontrarse allí el monumento a la cuadriga romana. Dicho contrato de intervención y ocupación del espacio público suscrito el 1 de Abril del 2004 se acampara en el artículo 7 de la ley 9 de 1989 el cual expresa que: “Los municipios podrían crear entidades que serán responsables de administración, desarrollo, mantener y apoyar financiamiento al espacio público así mismo, podrá contratar con entidades privadas la administración, mantenimiento y aprovechamiento económico de los bienes anteriores” así como del artículo 406 del hasta ahora vigente Plan de Ordenamiento Territorial (P.O.T) que dice: “Intervención y ocupación del espacio público, toda acción que modifique el aspecto físico, funcional, uso o destinación del mismo, altere la relación del área libre con respecto al área construida o plante el amueblamiento urbano”. La sociedad Klonis Hoteles se compromete en dicho contrato a realizar como contraprestación la recolección de basuras, escombros mantenimientos de prados, árboles, de pérgolas, del amueblamiento urbano, la adecuación y la reforestación de la zonas verdes aledañas al rió Cali, así como el mantenimiento y pagos de servicios públicos. Mediante comunicado entregado a los vendedores ambulantes por parte de la subsecretaria del gobierno y policía metropolitana de ese entonces titulada: “El uso del espacio público” esta dependencia informa a los vendedores informales que: “no se están expidiendo permisos o licencia para ocupar espacio público con ventas ambulantes, vehiculares y/o estacionarias toda vez que están prohibido por mandato constitucional”. Así mismo los lustrabotas, escribientes y loteros que durante años ocuparon un sector de la plaza Caicedo y con los cuales se habían adquirido un compromiso verbal. Por parte del secretario del gobierno, Miguel Yusti de que estos regresaría allí, una vez concluyeran los trabajos de remodelación, se les informo en su momento que ya no serán posible esto, es decir regresar a sus sitios de trabajo, por “solicitud de la comunidad” igualmente los vendedores ambulantes de la plazoleta de san francisco (Gobernación), han solicitado reiteradamente tanto a la gobernación como a la alcaldía se les permitió labora allí, con el compromiso que ellos colaboran en el aseo y orden del sitio, reiteradamente se les ha contestado negativamente, al igual que a los vendedores de las inmediaciones del Cám y paseo Bolívar, quienes además se organizaron a instancias de la policía metropolitana en un “frente de seguridad ciudadana”, lo curioso del caso es que en ambos sitios (Plazoleta san Francisco, el Cám y paseo Bolivar) son constantes la Instalaciones de “Ferias del libro” que no son otra cosa que puntos de ventas de la “Librería Atenas” igualmente es de conocimiento público la persecución constante a los vendedores que laboran en las calles 13, 14 y 15 y carrera 8 en el centro, y en la cual es gobierno municipal se ha negado a carnetizar y reorganizar a los vendedores Como de forma constante a través de documentos radicados ante el alcalde, lo ha solicitado esta organización de veeduría) ya que ellos consideran estos sectores “Recuperados”, esto pese a que se ha logrado demostrar que luego del desalojo efectuado durante la administración de Ricardo Cobo, solo fueron reubicados un 30% de los trabajadores, es decir cerca del 70% de estos vendedores quedaron a la deriva, además es conocido la quiebra de Airear Urbano y los graves problemas por los que atraviesan los vendedores que allí laboran y teniendo en cuenta la pérdida del Centro Comercial Ciudad de Cali I hoy en manos de la empresa GARISAL LTDA. Todo lo anteriormente expuesto refleja que las administraciones locales le dan un manejo sesgado a la ocupación del espacio público, cuando en este laboran vendedores ambulantes, lustrabotas, loteros, escribientes, es decir personas humildes de condición económica pobre, es prohibido constitucionalmente y por lo tanto quienes se atreven a ocuparlo son objeto de fuerte represión (desalojos, decomiso de mercancía, amenazas chantajes y hasta la violencia física) más cuando quienes lo ocupen son personas o entidades con poder económico, los funcionarios locales buscan los mecanismos Legales para legitimar esta ocupación y se les nombra “administradores del espacio público”.

CRITICAS AL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL

En su capítulo IV, Sistema de espacio público, se puede observar ausencia total de la problemática social de los vendedores ambulantes como grupo social vulnerable, que cuenta entre sus integrantes con madres cabeza de familia, jóvenes en alto riesgo, personas de la tercer edad, niños y hombres con escasa formación académica, no hay integración a programas con los cuales se les garantice a estas personas alternativas que permitan mejorar sus condiciones de vida. En el artículo 253, Recuperación de Espacio Público. “La Administración Municipal deberá emprender un programa de recuperación de espacio público en toda la ciudad con el objetivo de recuperar el espacio público cerrado, invadido y en inadecuadas condiciones para el disfrute de la población, priorizando dicha recuperación en los sectores con mayor déficit definidos en el presente Acto” Sin embargo aunque el artículo no lo dice dicha recuperación no podrá hacerse sin que la administración municipal no garantice los proyectos necesarios para la consolidación de dicho proceso. PROPUESTA Para cambiar este hecho de confrontación permanente entre quienes ejercen el oficio de vendedores informales y las autoridades policiales y administrativas consideramos que se hace necesario: 1- que la administración municipal de un viraje en su política y trato hacia estos trabajadores convirtiendo al espacio público como un lugar de encuentro y conciliación de derechos, resolviendo los conflictos que se generan por esta ocupación a través del dialogo y la implementación de verdaderos programas sociales. 2- Se requiere además determinar el grupo de personas que se dedican a las ventas ambulantes, a las estacionarias o de otro tipo (artesanales por citar un ejemplo), esto a través de censos o estudios socioeconómicos. 3- La reorganización del gremio, a través del censo y la respectiva carnetizacion permitirá a la administración municipal poder determinar hacia que grupos debe ir dirigidos los programas y alternativas de reubicación laboral o comercial que en un futuro se implementen, así como ejercer un control más eficaz sin necesidad de recurrir a la represión, el decomiso de mercancías y en no pocos casos el abuso de autoridad. 4- La administración municipal deberá acatar las decisiones de la Corte Constitucional y no podrá proceder a desalojar por la fuerza a ningún vendedor, deber así mismo respetar la confianza legítima de aquellos trabajadores que aparecen en los censos de PROCENTRO que junto con los censos de la administración municipal sirvieron de base para la reubicación de algunos vendedores desalojados de la calle 13,14, 15 y carrera 8 y que fueron ratificados su validez en las actas de la mesa de concertación entre los sindicatos representantes de los vendedores y el gobierno de Ricardo Cobo. 5- Cualquier programa o proyecto que se ejecute en el centro de la ciudad y que afecte al gremio de los trabajadores informales, léase vendedores ambulantes, estacionarios, artesanos o de otro tipo debe contar con la debida concertación, para ello se debe convocar a los vendedores y sus organizaciones sindicales o de veeduría, lo cual hasta ahora no se ha hecho. 6- Acatar y respetar las sentencias de la Corte Constitucional en el sentido de reconocer la Confianza Legítima, el debido proceso, la igualdad real, y el mínimo vital entre otros mandatos constitucionales

CONCLUSIONES


Esta absolutamente claro que no es a través del uso de la fuerza, la represión y el abuso de autoridad como se resuelven los problemas sociales, sino a través de verdaderos programas de inclusión social, es por ello que desde esta veeduría mostramos nuestra disposición a discutir, socializar y servir de puente para que la actual administración pueda ofrecer verdaderas alternativas en la búsqueda de soluciones reales y efectivas para el bien de todos.
Cordialmente

JAVIER LOPEZ BOTERO
Coordinador

ESPERANZA ALVAREZ
V
eedora Ponente

Leer más
1 2 3 4 > >>